La Calata Culta Lunes, 2 junio 2014

Milo Manara: “El principal órgano sexual es el cerebro”

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.
photo1

Imagen: Shintaro Kago

Era de madrugada y yo no podía dormir. Daba vueltas sobre mi cama y me metía el dedo dentro de la vagina, hasta el fondo. Estaba ansiosa: lo metía y lo sacaba, no sabía qué hacer. Fui al baño y me coloqué dentro de la tina. Estiré una toalla y me recosté. Así se me pasará esta nostalgia sexual, pensé. Encendí un cigarrillo y con la otra mano sostenía el libro de cartas de Henry Miller a Anaïs Nin. “Quiero conocerte mejor. Te quiero. Te quise cuando viniste a sentarte en mi cama –esa segunda tarde fue toda como una cálida neblina– y de nuevo oigo cómo pronuncias mi nombre, con ese extraño acento tuyo. Despiertas en mí tal mezcla de sentimientos que no sé cómo acercarme a ti. Ven a mí, aproxímate a mí, será de lo más hermoso, te lo prometo. No sabes cuánto me gusta tu franqueza, es casi humildad”.

Este tipo de textos me devuelve la fe en la humanidad, y mi corazón hace pum – pum. Pero a ese día le faltaba sexo.

Se suponía que luego de un día intenso tocaba dormir, pero me sacudía de lado a lado en la tina… ¿Me estaré enfermando? pensé. ¿Me estaré haciendo adulta? ¿Qué chucha sucede? La solución era masturbarme a la manera clásica: no había películas XXX ni conversaciones indecentes por la sex cam. Había mi mano dentro de mi calzón, ningún misterio. Quería venirme rapidísimo así que recordé al chico que huele a sándalo. Recordé su boca sobre mi cuello. La escena era esta: el sol caía sobre unas paredes anaranjadas y yo estaba de rodillas sobre una cama gritando más, más y más. Esa vez yo quería que fuera de manera tierna… Siempre quiero eso pero a la hora de la hora termino teniendo sexo duro (tres ja). Una vez Isabel Allende dijo que el punto G se encuentra en el oído: a mí me gusta que los hombres hablen, que digan su grosería en el momento exacto. Dentro del contexto es válido; me parece natural hablar lo justo y necesario.

La magia sucedió, me había venido. Rayos y luces vieron mis ojos. Ya podía dormir.

No, señorita Saturna, a dormir no. Hemos recibido energía suficiente como para escribir unas horas: ese orgasmo debe acabar en productividad. Así que le subí el volumen al iPad y escuche al Dj Steve Aoki toda la madrugada… Su música me produce alegría descontrolada, no sé qué hacer conmigo. Me dan ganas de morderme por todos lados. Con alegría, bye.

Tags

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.