La Calata Culta Jueves, 11 diciembre 2014

Si todo es ficción, puedo seguir existiendo

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.
04-Complications-of-Stitching-20041

Foto: Nazif Topçuoglu

Estábamos ahí dentro del carro y yo le dije Quiero que me sigas cachando todos los días. Métemela rapidito y no pares. ¿Cómo hacemos?

Él se quedó observándome y yo me reí. Estaba sentada sobre sus piernas, con su pene dentro de mi vagina, y ya pensaba en la próxima vez. Qué vaina, a veces muevo mi cabeza en señal de desaprobación ante mi arrechura. Muy mal, muy mal, me digo. Luego recuerdo que todo es ficción: puedo seguir existiendo.

Me he venido como una diosa y ahora él me pide que se la chupe, se quiere venir en mi boca y yo a todo digo que sí. El vehículo sigue estacionado y la noche es acogedora luego de un orgasmo. Él sonríe, yo sonrío. Me limpio la boca con su polera. Y volvemos a ser dos extraños con ganas de retirarse.

Una pareja de esposos pasa observándonos a través de la ventana. El hombre debe tener unos cuarenta años y nos hace un gesto de complicidad, me sonríe de manera pícara y cierra un ojo, como diciendo Ya los vi  pendejos de mierda, váyanse a cachar a otro parque. Siempre te están diciendo que te vayas a otro lado.

Todo bien, me gustó cachar un rato. Y ahora  bajaré a la casa de mi amiga Bupsy. De pronto me dieron ganas de conversar con una chica. Bupsy me escribe al WhatsApp diciéndome que pase por la farmacia y compre una prueba de embarazo. A la mierda, pienso yo. No hago preguntas y tomo un taxi a la farmacia. Luego llego a su casa y ella me recibe feliz. Qué raro, pienso. Apúrate, Saturnita, estas huevadas se hacen rápido, me dice y saca la pequeña caja de mi bolso. Se va al baño. Quédate detrás de la puerta y no vayas a entrar, mierda. Te juro que no voy a entrar, Bupsy. Estoy recostada sobre la puerta con mi mp3 en la mano escuchando esta canción: “Pasé la noche fumando” de Héctor Lavoe, y los minutos se alargan. Bupsy sale sonriente del baño y me dice que podemos seguir fumando cañón, ja, ja, ja.

Caminamos hacia la cocina y en el pasillo le digo Bupsy, no podemos dejar de vernos, tú equilibras mi vida. No vayas a traer hijitos todavía, pues.

Ella me observa y me pregunta ¿Tú me quieres, no?

Te quiero como mierda. Eres muy bonita e inteligente, ¿para qué más la vida? Bupsy me sonríe y dice Pero no me quieres tirar, ¿no? Y yo le digo que no, eso aún no. Contigo hay algo distinto y me gusta que no tenga que ver con sexo. Es algo infantil.

Nos reímos y Bupsy se da de cabezazos contra el refrigerador. Cogemos la botella de champagne, su viejo siempre compra champagne, hay cigarrillos y yo sé que todo está bien mientras seas buena persona y digas gracias. Apago la luz de la cocina.

Lady Love Cartier Mobile Phone Like Cartier V8
lupo porno which is not to say that the animators are at fault

machiningparts Reports Footwear Design Draw Nutrient
redtube Because of what’s going on with the economy

Try A Toy Story Halloween Costume This Year
porno which Vogue calls a

from kangol hats to gucci blazers
free porn and have even been steered by their television creators

Tokyo Fashion Week 2013 kicks off today
anime porn whose only experience with the

How to Choose a Tie
porno The brand Armani is synonymous with

What Are the Skills Personality of a Fashion Designer
jogos da barbie zero ban review routine water-proof relatively easy to fix 1

Final Eight Debut at New York Fashion Week
free gay porn How to Dress L

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.