La Calata Culta Jueves, 15 enero 2015

Una chica que parece mala puede ser linda

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.

diana foronda

Hace años vi a Diana Foronda en un concierto que dio con su banda, Área 7, y me quedé con su música dándome vueltas. Luego la volví a ver en la puerta del Bar Juanito y me dije “qué linda chica, quisiera conversar con ella”. Se le veía ruda y tierna. Hace unos días le escribí y nos encontramos en el parque Kennedy, en Miraflores. Estaba en short y usaba lentes oscuros. Apareció con su mamá, y la conversación fluyó. Estuvimos ahí, hablando de música, de los dreads y de la vida.

Escribe: Leslie Guevara

¿A qué edad aprendiste a tocar la guitarra?

A los quince años. Me enseñó mi profesor Carlos Arce. Recuerdo que una vez en el 2006 terminé de tocar en La Noche de Barranco y vi a mi hermana llorar, me dijo “Carlos Arce ha muerto” y yo no lo podía creer. Pensé en que prácticamente él formó la banda, porque le enseñó a tocar guitarra a mi hermana, a mi amiga Pilar quien también fue parte de la banda, y nos juntó para tocar en pequeños festivales de Barranco. El día que fuimos a su velorio sus hermanos me dijeron “mira” y me mostraron un álbum, él había coleccionado todos los recortes que habían salido en los medios. Me sentí destrozada porque no debí perder contacto con él, pero la vida es así.

¿Ya estabas con Área 7 antes de ingresar a la universidad?

Yo empecé con la banda en cuarto año de secundaria. Quinto año ya tocábamos en Barranco. Y para la universidad ya tocábamos en el Desgraciadazo de Sergio Galliani. Mi mamá nos acompañaba a todos los conciertos porque éramos chiquitas, no había seguridad en nada.

diana2

¿Qué piensas cuando estás sobre el escenario?

En no caerme, ja ja ja. Es raro, como si mi mente pensara más rápido. Y como siempre le digo a las chicas “yo soy la que de alguna manera tiene que salvar las situaciones incómodas”. Como que alguien se equivoque o se rompa una cuerda. Yo soy la que tengo que hablar, entonces estoy 100% enfocada en no caerme, voy cantando y voy pensando qué decir: es más, tengo todo estilo guión, escribo “saludos a tal”. Antes pensaba que era la única que lo hacía. Porque te puedes quedar en blanco y es rochoso. Paro enfocada en no cansarme, porque es horrible cuando te cansas en la primera canción. Trato de respirar bien.

Una vez te electrocutaste, ¿no?

Eso fue en el 2001, lo recuerdo porque todos los años yo los tengo marcados por mi pelo, por los cambios de look. Esa vez nos pasaron la voz para tocar con Leucemia, Masacre y Valium en la avenida Arequipa, era nuestro primer concierto. No sabíamos de temas de conexiones y esas cosas: no sé qué paso, agarré el micro y me fui al diablo. Me pasó corriente y luego de 15 minutos de recuperación subimos a tocar y después me puse a llorar. Estaba chiquitita, tenía 17. Fue horrible, pero descubrí que a otras bandas también les había pasado algo similar ahí.

Te gustaba mucho Nirvana.

Me gustaba la actitud de la banda, que en la simplicidad se volvía tan poderosa, ¿no? Al inicio yo quería hacer una banda grunge. Luego me gustó más el “Nu metal”, mis amigas de la banda lo ponían en sus carros a volumen fuerte.

¿Qué piensas de los programas concurso de canto?

Me parece válido: Nicole Pillman y Sandra Muente salieron de programas concurso, y son chicas bien talentosas. Yo respeto que la gente diga “quiero probar“, ¿no? Pero yo no lo haría. A mí me llamaron para La Banda y lo rechacé rotundamente.

¿Por qué?

Porque por más que un sector de gente no conozca mucho Área 7, tenemos una carrera y exponerla a gente que no ha estado siguiendo eso me parece una falta de respeto a la banda. Yo tengo varios amigos que también mandaron al diablo a ese programa. A todos nos escribieron, ja ja ja.

¿Cómo ves a las bandas nuevas?
A mí la escena nacional me tiene muy decepcionada. Yo siempre soy sincera en ese sentido. Actualmente la única banda femenina que toca en festivales somos nosotras, pero nos siguen subestimando. He visto cómo los productores basurean a las bandas, les pagan nada. Yo también he tocado gratis, porque me gusta tocar. Siento que hay mucha argolla. Hay bandas muy buenas que no pueden entrar a la argolla. Acá no hay mercado desarrollado, no hay managers oficiales, no hay disqueras y el apoyo mediático al rock nacional es cada vez menor. Creo que hacerlo por pasión y diversión es un motivo muy razonable para mí: es un tema de ser mejor cada día y ponerte la valla más alta.

Área 7 tiene más tocadas que discos ¿por qué?

Porque en un tiempo nos enfocamos 100% en dar tocadas. Y fue un error, justo conversaba con una amiga y yo le decía “no entiendo, ¿por qué tenemos tan pocos discos y tantos años tocando?”. Somos una banda que tiene que dejar de tocar un año para componer, es la verdad.

¿La venta de discos funciona?

Yo no gano plata acá. A nosotros nos gusta tocar en vivo, los discos los regalo, los envió a amigos por todos lados. No es un negocio fiable y no es ningún secreto. No es que mi meta sea 100% económica: como te digo, me pongo la valla cada vez más alta y eso es en lo que me enfoco, ¿no? Si me enfocara en el dinero solamente no avanzaría sobretodo en Perú. Si luchara para entrar a la radio y me quejara todos los días pierdo tiempo de calidad, experiencias gratas, yo veo el lado más orgánico de tener una banda. La radio no va a cambiar, es un negocio también y no me gusta recibir migajas.

diana3

¿Cómo te llevas con las chicas de la banda?

Antes explotábamos más porque éramos chiquillas, ahora ya no. Ahora lo arreglamos todo conversando. Explotamos porque se cancelan ensayos: ensayamos cuatro horas a la semana, miércoles y viernes, y si no podemos ensayar viernes recuperamos el domingo. Pero no podemos ensayar menos de cuatro horas porque perdemos el ritmo. Al final hemos aprendido a lidiar una con la otra, son años que tenemos juntas, pues.

¿Son feministas ustedes?

Para nada, pero sí considero que hay bastante machismo dentro de nuestra querida escena. Lo veo en algunos productores que no voy a decir sus nombres y en algunas bandas tambien.

¿Cuál ha sido la experiencia más jodida que has tenido con un productor?

Me he peleado con varios, la más jodida fue cuando un productor que ahora es famoso me dijo “Pero ustedes son chicas, ¿no? Pucha, ya, para abrir, pues”. Unos cinco minutos y le corté el teléfono: me pareció un esperpento de persona, hay maneras de hablar, de tratar a la gente. Creo que eso ha sido lo más feo que me ha pasado en todos mis años de tocadas. Yo no coincido con meter veinte mil bandas en un festival: le dan diez minutos a la bandita que gasta en su sonidista, en sus ensayos. Por diez minutos muchas veces no vale jugárselas tanto.

¿Qué tal el video de Líder sin Dios?

Se me metió en la cabeza hacer ese videoclip porque quería probarme a mí misma que podía hacerlo, al fin y al cabo es mi carrera. Luego de algunas semanas de producción nos trasladamos a Lurín, porque fue en la casa de mi prima. Ese día fue bien caótico. Pero me pasó otra vaina, porque después de unos cinco meses de haber editado (porque yo me demoro) se me borró el archivo, mi computadora se malogró. Así que volví a editar. Al final fue una experiencia bien chévere: aprendes lo que tienes que hacer y lo que no tienes que hacer.

¿Qué no tienes que hacer?

Por ejemplo, planear todo en un guion técnico estrictamente. Yo siento que es un poco de vieja escuela hacer eso. Mi hermana me decía “Diana, déjate llevar”, y al final fueron las tomas de cámara en mano las que más sirvieron. Es mi opinión.

¿Y ese video se envió a algún canal?

Lo íbamos a mandar a MTV con Xavier Campos que es parte del equipo MTV y es un amor de gente, pero a mí la verdad no me desespera mucho MTV. Así que le dije “Vamos a sacar otro, y mejor”. Nunca se lo envíe, porque ya hemos grabado otro video que va a salir este mes: ese sí lo vamos a enviar jajajaja.

¿Eres perfeccionista, no?

Sí, recontra. (A su mamá): ¿No, mami? Yo no salgo de mi casa si no tengo mi look impecable ajajaja ….porque no es una pose, yo soy así, considero que la imagen es muy importante para sentirte bien contigo misma y con tu entorno. Soy jodidamente perfeccionista.

diana4

¿Cuánto tiempo te demoras arreglándote?

La vez pasada puse en mi Facebook que me demoro de 40 minutos a una hora.

¿Qué te demora más?

Mi pelo, ja ja ja. Puede parecer un desastre pero tiene laceados, recogidos: está peinado.

¿Y esos dreads cuánto tiempo los tienes?

Asu mare, fácil diez años. Pero yo soy bien higiénica: yo sí lavo mi cabello, me lo seco y todo. Por eso me demoro tanto. Porque secar es un parto.

¿Y usted qué piensa de los dreads de su hija, señora?

MAMÁ: Ya me acostumbré, ja ja ja. Ya no me llama la atención.
DIANA: Mi mamá se ha tenido que acostumbrar, al principio sí le llegaba ¿no? Tenía sus prejuicios, como toda mamá. Pero me dijo “Si puedes hacer todo lo que quieres así, no hay problema”.

¿Y esas perforaciones?

Ya no uso tantos piercings como antes. Antes los usaba todos. La perspectiva de mí cambió totalmente, porque yo antes sentía que eran pequeños detalles, pero eran grandes detalles jajaja pero ahorita, si me pongo los dos que tengo acá en el labio me parece demasiado.

¿Ya no te gustan?

Claro que me gustan, mi pasión por la cultura Ink se mantiene. Me considero una rebelde, hasta ahora soy rebelde pero como estoy más madura respeto más ciertas cosas. Por ejemplo, yo trabajo en relaciones públicas y uno de mis clientes es una productora musical. Si tengo que ir una reunión de trabajo y mis clientes se quedan viendo mis piercings, entonces eso distrae y no se ve profesional, me los quito. Los tatuajes no me los puedo quitar y eso está bien: amo mis tatuajes. Me respeto bastante a mí y respeto a las personas. Antes no, antes era “¡Qué me miran, no me importa lo que piensen!”

¿En qué crees?

Creo en las señales, en hacer las cosas bien. Creo bastante en el karma. De hecho todo da vueltas: yo cuando me peleo no insulto, solo digo “algún día todo va a dar la vuelta” y pasa, creo que soy medio bruja.

¿Tienes una vida nocturna?

Yo tengo 29 años. Entre los 23 y los 25 salía todos los días. Me iba con las chicas al Crypto Bar hasta las 6 am. Salía mucho. Pero a partir de los 27 años ya exploto más el día, y en la noche voy por un café que es mi adicción. Disfruto más de una buena conversación sobre Breaking Bad o asesinos en serie. Ya no es “¡Kryptooo!”, ja ja ja. Salgo con mis amigos y en algunas ocasiones a las 12 ya estoy en mi casa viendo Investigation Discovery, me encanta la cultura forense. De hecho que en nuestra adolescencia sí la hemos fregado, ahora trato de mantenerme enfocada en otras cosas, por eso no se me ve mucho en bares, a parte que ahora son aburridos!.

¿Qué te fastidia?

El sol, porque me da migraña. La gente irresponsable, cuando te dicen “Te lo mando ahorita” y no te mandan nada. A veces me levanto de mal humor y no me gusta hablar con nadie. Me molesta no tener mi espacio. Todos saben que yo fluyo mejor estando sola.

¿Qué se viene con Área 7?

Hemos entrado a una etapa en la que preferimos tocar menos y tocar en mejor condiciones. Queremos componer un disco y explorar otros países. Antes nosotras tratábamos de dejar un mensaje super positivo, “tú eres fuerte, no te deprimas”. Pero nunca habíamos hecho temas realmente personales. Y yo creo que este nuevo disco va a ser más tirado a lo que nosotras queremos, no a lo que la gente espera.

diana5

¿Qué le aconsejarías a una banda nueva?

Que hagan las cosas bien en todo sentido. Que no pierdan las perspectiva y que no hagan las cosas siempre por alguien más porque a la larga nada de eso tiene sentido si no estás conforme tú.
Si tienen los medios necesarios exploren otros mercados más prósperos fuera. Yo soy directa, el Perú es maravilloso pero no hay mercado y eso no es ningún secreto. Si hagan por diversión, que se vacilen. Es un bonito camino: si no hubiera tenido una banda, yo no sé qué habría sido de mí. Área 7 me dio alegría, me dio disciplina, me hizo conocer gente muy valiosa, mucho más que el dinero. Yo sí me veo de acá a 20 años contándole a mis hijos o a alguien “Oye, mira, yo toqué acá. Oye, mira, yo me caí acá”.

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.