La Calata Culta Viernes, 27 febrero 2015

Hoy solo me amaré a mí

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.

Desde niña quería tirar, eso lo sé y todo bien. A mí el sexo siempre me ha gustado. No sé cómo, no sé por qué. Yo sentía nomás.

Recuerdo que a los 8 años empecé a juguetear con mi vagina. Por ese entonces estaba enamorada del Power Ranger rojo, besaba las figuritas y algo se me calentaba abajo. Ahora ese Power Ranger es un actor porno gay. Claro, yo no sabía lo que estaba haciendo en ese momento. ¿O sí sabía?

No lo sé.

En segundo grado de primaria un niño dentro de la movilidad me dijo Te dejo pasar a tu asiento si te bajas el calzón y me muestras. Recuerdo que yo me reía y le decía Pero ¿cómo va a ser? Supongo que en el fondo tenía curiosidad y quería bajarme el calzón, no lo sé. Seguro que me calenté un poquito, pero no me lo bajé. Ese día me quedé sobre mi cama pensando en lo sucedido, yo no sabía si era malo sentir así. Entonces, en esta mañana, cuando observo mi culo a través del espejo, me doy cuenta de que puedo tirar todo lo que quiera porque soy grande.

Pero el sexo no es todo, Saturna, me digo. Saber eso me hace sonreír y le digo gracias al universo: porque para ser feliz uno tiene que tener varios vicios. Entonces hoy solo me amaré a mí. Me doy un abrazo, suficiente de compañía humana. Estoy exhausta, tirada sobre mi sillón rojo leyendo Patty Diphusa de Almodóvar. Ese libro me arrecha, es lo único que diré. Quizás el dolor de espalda que tengo puede ser porque ayer tiré, me había olvidado: él estaba muy borracho y no se le paraba muy bien. No es para recordar, pues. Luego quería que le chupe la pinga una y otra vez. Claro yo se la chupo, feliz. Pero yo no solo quiero eso, también quiero que me laman un ratito la vulva, pues. Entonces esa fue la escena, no fue la gran cosa. Un abrirse de piernas y que te la metan un ratito.

Entonces, con mi mano en mi entrepierna me preguntaba si voy a ver a ese chico más tarde, y le doy una oportunidad para que se reivindiqué. O le llamo a Pe, extraño que me chupe las tetas. Extraño su sudor de chibolo pulpín, ja, ja, ja. Pero creo que más bien veré el dibujo Hey Arnold, esta mañana parecía una mañana arrecha pero ahora creo que me han dado ganas de yogurt, hojuelas y cigarrillos. Seré sincera, me gusta tirar y hacer todas las poses, pero no puedo evitar recordar mis días felices en el kínder. Extraño ser pequeñita y decir Mi Miss. Días furiosos de no saber nada de la vida, supongo… Bueno, ahora tampoco sé nada, solo me he vuelto un poco desconfiada. Mi cerebro lo guardo para algunos, porque no se puede conversar con todos.

Qué puedo hacer, una niña habita mi ser. Es una mierda ser grande a veces.

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.