La Calata Culta Jueves, 23 febrero 2017

A.C.O.: “Si es necesario hacer 30 canciones malas para llegar a algo mejor, lo hago”.

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha estudiado comunicaciones y realización cinematográfica. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en medios de España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones.

Ayer ha sido la primera vez que un entrevistado me dice Ya me voy, no te puedo esperar más. Quedé a las 7 de la noche con Arturo Salazar (A.C.O.)  en el Starbucks de San Isidro y eran las 7:20, yo no encontraba dónde estacionar y mi entrevistado se iba a ir y posiblemente estaba molesto. Varias imágenes pasaban por mi mente. La primera vez que escuché “Wooou si tú no vuelves me muero, regresa pronto, te espero” mi corazón rebotó por toda la habitación. ¡Qué paja esta música, hay que escucharla de nuevo! pensé. Y ayer entré a la cafetería con la mano derecha que me temblaba, con el sudor en la frente y pensando ¿Cómo será este pata? ¿Será serio? ¿Será creído? ¿Será chato? Y con la mirada comencé a buscar a un chico que pareciera rapero, pero no vi a nadie y por dentro pensaba ¿No me dijo que ya estaba acá? Y volví a alzar la mirada y en ese momento lo vi, estaba sentado en un extremo del café sobre una silla alta y tenía puesto una camisa azul marino y su cabello estaba bien recortado. Parecía un chico que iba a entrar a un quinceañero.

 ¿En qué chambeas?

Soy diseñador gráfico.

¿Y desde cuándo rapeas?

Desde el 2010. Tenía 20 años y siempre había querido hacer música pero no encontraba el medio. Y un día como jugando y sin visión comencé a hacer una carrera.

¿Qué es lo que te gusta del rap?

Su sinceridad, su frontalidad, el papel tan importante que juega el contenido de las letras en sus canciones.

¿Qué es lo más te cuesta, la melodía o el mensaje?

A veces estás con la inspiración o estás con el papel en blanco  y no sabes qué miércoles escribir. En esos momentos  siento que estoy haciendo lo mismo, que lo que hago suena a lo mismo de siempre. Esa etapa de frustración se ha vuelto parte de mis procesos creativos, y con el tiempo he aprendido a aceptarla.

¿Cómo saltas ese bloqueo?

Siguiendo nomás. Si es necesario hacer 30 canciones malas para llegar a algo mejor, lo hago.

¿Cómo se llaman tus discos?

“Primero pienso”, “Ritmo y vuelo”, “Duda”.

¿Con quiénes produces tus trabajos discográficos?

Los produzco yo mismo en mi home studio, con Pana Records.

Yo enganché con tu música por “Ritmo y vuelo”. ¿Cómo nació ese disco?

Hacer canciones se ha vuelto parte de mi vida, siempre hago canciones. Es inevitable después de cierta cantidad de tiempo tener un grupo de temas envueltos en determinado concepto. De alguna forma, siempre estoy trabajando en un disco.

¿Cómo describirías el ritmo de ese disco?

Muy emocional, algo despechado. Es un disco muy personal, hay sufrimiento, amor, desamor.

Me parece romántico.

Varias personas me han dicho eso. Para mí lo crucial es ser sincero con lo que escribo, hablar de lo que me provoca y no limitarme con etiquetas de lo que “debería escribir un rapero”.

Fotografía : Ignacio Gonzales-Vigil

¿Cómo le explicarías tu música a una persona sorda?

Asu mare. Qué difícil, ahí me fregaste porque mi forma de expresar sería con palabras pero… lo haría dibujando. Porque yo dibujaba de chibolo.

Eso te iba  a preguntar, ¿qué te gustaba hacer de niño?

Me gustaba crear historias, escribir cómics.

¿Te gusta leer?

Me cuesta terminar los libros. Leo menos de lo que quisiera.

¿De dónde te nutres culturalmente?

Música, películas, la gente que me rodea, lo que veo, lo que escucho, lo que vivo.

Me parece que tu música es medio arrecha, ¿tú  lo sientes así?

Depende de la canción, ja, ja, ja.

¿Qué te gusta de tus conciertos?

Interpretar en vivo es de puta madre. Al principio me costó.

¿Qué te costaba?

Yo siempre he sido una persona súper rochosa. La primera vez que me presenté a realizar un show, recuerdo que la noche anterior ni dormí. Y fue una tocada chiquita con puros borrachos.

Foto : Victor Zea

¿Y qué era lo que te palteaba?

Olvidarme la letra. Y despues de años me sigue pasando. Siempre hay un temor de ese tipo en el rap. Son tantas letras, tantas rimas y te olvidas de una y después se te desarmó y ¿cómo te recuperas?

¿Cómo te recuperas?

En la cabeza tienes la letra y si te trabaste pum la agarras. Sí ha pasado que me he olvidado la letra y me he quedado callado.

¿Qué te dice tu familia?

Al principio no estaban tan atentos a mis cosas. Ellos decían Ya, Arturo está haciendo sus huevadas en su cuarto. Y un día escucharon el disco, a mi mamá le gustó. Sobre todo a ella. Y a mis hermanos también.

¿Cuántos hermanos tienes?

Un hermano mayor y dos hermanas menores.

A mi hermano menor le conté Voy a entrevistar a un rapero y él me dijo Pregúntale si se baña.

No siempre, ja, ja, ja. La gente tiene en la cabeza un estereotipo bien marcado de cómo debe ser un rapero. Pero raperos hay de todos lados, unos se bañan más que otros, ja, ja.

¿Y cuáles son tus influencias?

Obviamente escucho bastante rap. Yo creo que toda clase de música te da una idea. Te transporta a sitios. El soul, el funk, el jazz. Todos los ritmos te dan sentimientos.

¿Qué no te gusta?

La bachata.

¿Y tu música dónde suena?

Internet. Es el medio que me ha dado vida entre la gente.

¿Y vas a sacar un nuevo disco?

Tengo un disco nuevo casi terminado, calculo que estará en las redes antes de mitad de año.

¿En la radios no pasan tu música?

No, tampoco me quita el sueño estar ahí.

¿Y con qué rapero te gustaría colaborar?

Con Randy Acosta.

¿Qué te gusta de él?

Es bien poético, con un lenguaje cotidiano y un mensaje muy potente. Eso es algo que admiro y que disfruto mucho como oyente.

¿En qué crees?

Creo en el amor. Creo que existimos y existiremos más allá de nuestro cuerpo.

¿Qué mensaje le quieres dejar a la gente ahorita?

Cada canción tiene un mensaje diferente, no todas la canciones tienen un “mensaje”, a veces solamente busco expresar algo que siento y tengo que botar. Yo tampoco quiero enseñar a la gente cómo debe vivir porque yo también la cago, solamente comparto un punto de vista tan válido como cualquier otro, dentro de un momento específico.

¿Qué canción tuya le recomendarías a los lectores de Útero y por qué?

No tengo canciones favoritas, recomendaría que escuchen algún disco completo. Cuando hago un disco pienso mucho en la experiencia de escucharlo entero.

No te he preguntado por qué te haces llamar A.C.O. Me dije No va a ser la primera pregunta que le realice y casi me olvido.

La verdad es que esa es la chapa que me dieron mis patas, por “Arturaco”. Siempre me dicen que debo inventarle un significado a esas siglas, para las entrevistas.

DALE LIKE https://www.facebook.com/acohiphop/?fref=ts    ;)

 

#AVISO A LA COMUNIDAD

En Machucabotones trabajamos para ser una alternativa real en educación, enseñando a la gente a expresarse por escrito de una manera única y clara. Los alumnos suelen terminar nuestros cursos con una sensación de descubrimiento.

Cuando un alumno aprende a expresarse mejor, y a ser interesante para sus lectores, nace en él el entusiasmo necesario para escribir más y contar historias más personales. Esta práctica, naturalmente, lo transformará en escritor. Artículos, columnas de opinión, crónicas, cuentos y novelas, entradas de blog: todo lo que puede ser expresado con palabras crece en convicción y claridad. Con nuestro Método, aprender a emocionar es un aprendizaje para toda la vida.

Los cursos de Machucabotones están dirigidos a personas de todos los niveles, principiantes y expertos, incluyendo a las personas que “no han escrito nunca”. Personas dedicadas a las ciencias y los números son especialmente bienvenidas. Cada curso es una experiencia distinta. Ayudamos a todos nuestros alumnos a encontrar su propia voz.

Visita WWW.MACHUCABOTONES.COM y transforma tu vida.

 

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha estudiado comunicaciones y realización cinematográfica. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en medios de España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones.