La Calata Culta , noticias Jueves, 28 diciembre 2017

“Recuerdo el día en que sembré mi primer rabanito”

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.

El otro día estaba en mi balcón echándole agua a mis plantas y me di cuenta de que las hojas de mi geranio estaban secándose. Me dije “Pucha ¿y ahora qué hago? Debería existir el doctor de las plantas o algo así”, y recordé a mi amigo Diego Olascoaga. Él es ingeniero agrónomo y actualmente dirige un proyecto de huertos urbanos en Barranco. Enseña el lenguaje de las plantas de forma didáctica, para que nadie se aburra. Así que le dije para vernos, y nos encontramos en Kaminu, un albergue de mochileros en la bajada de los baños. Me pareció bonito, lleno de plantas. Me sentí como en Tarapoto. También me gustó la conversación con Diego. Me fui de allí pensando “Todos terminaremos siendo una planta”.

¿La tierra de Lima da las condiciones para sembrar?

Claro, un profesor me dijo una vez Lo único que necesitas para cultivar es agua. La tierra es secundaria. Conociendo las plantas puedes todo.

¿Qué distrito de Lima necesita más espacios verdes?

Todos, y más los distritos con cerros. Esas zonas se pueden transformar en espacios seguros y limpios. Yo convertiría todos los cerros en valles verdes. Con las comunidades se podrían realizar festivales, eventos de arte donde vendan sus productos sin necesidad de rebajar los precios. Está comprobado científicamente que las personas que observan más areas verdes, viven mejor. Es lógico, ¿no?

Sí.

Las primeras labores son de mucho trabajo, pero de ahí la cosa avanza sola.

FOTO 1

¿Conoces gente que come de su propio huerto?

¡Yo! En una época la estaba pasando mal económicamente y la terracita de mi casa, de 2 metros cuadrados, me dio de comer.

¿Qué cultivabas?

Rabanitos, acelgas, fresas. Comencé a sembrar plantitas que me dieran mucho hierro. Las fresas aparecieron casi por accidente, porque eché un poquito de jugo de fresa en una maceta: las semillas prenden muy fácil, es una planta muy agradecida.

diego 4

¿Cómo podríamos incentivar a los colegios a desarrrollar huertos?

Haciendo que los alumnos siembren. Si siembran una plantita, se van a enamorar del proceso y van a querer seguir sembrando. Cuando yo era niño, en el colegio me dieron una semilla. No sé qué despertó en mí, pero me generó mucha satisfacción ver cómo la plantita iba creciendo.

Es como un hijo.

Yo soy ingeniero agrónomo y desde siempre me ha interesado el lenguaje de las plantas. En el 2009 hice un proyecto de huertos urbanos con la gente de Ángeles D1, el proyecto social de Vania Masías. Me gustó mucho.

diego 5

¿Fue complicado?

A veces sentía que era un reto, los chicos contra mí, ja, ja ja. Son encantadores y avispados.

¿Qué te dicen las personas cuando van a tus talleres?

Que lo disfrutan mucho. Que tenían espacios llenos de basura donde ahora siembran sus plantitas. También depende mucho de dónde vengas. He tenido una alumna de 70 años que vive en Carabayllo, ella tiene un terreno y quiere implementar un huerto. Otras personas vienen de ONGs y quieren formarse, para a su vez formar a otras personas en esto.

Es que al final todos conectamos con la tierra.

Es verdad. En los talleres nos divertimos trabajando con algo que está vivo. Las plantas están vivas. Y cuando los alumnos ven el proceso, valoran más el fruto. Yo siempre digo Acá estamos experimentando y la pasamos bien. Surgen todas las preguntas y a veces no tienes todas las respuestas, ja, ja, ja.

diego 6

¿De qué manera podemos cultivar plantas, teniendo en cuenta que muchas personas no tienen jardín?

En macetas. En Colombia han desarrollado los huertos comunitarios, tendría que haber una intervención municipal acá. También pueden usarse los techos, y eso te sirve para refrescar la casa en verano. Cultivar un huerto es un compromiso. Vivimos de las plantas, pero nadie te habla de su cuidado.

Es verdad, vivimos de las plantas. Y cuando te mueres y te entierran de alguna manera acabas en planta, ¿no?

¡Claro! Puede crecer un árbol, puede crecer más pasto. Es un tierra muy nutrida (risas). Hay una empresa en Italia que tiene un proyecto relacionado: en lugar de un cementerio, creará un bosque, y tu cuerpo servirá para que crezca un árbol. Tu familia irá a verte, tocarán un ficus y dirán Acá está Leslie.

Esquema del proyecto “Cápsula Mundi”

La vida continúa a través de las plantas.

Depende de nosotros no romper el ciclo. Y seguir sembrando. No olvidar que lo que comemos viene de la tierra. Debemos cuidar nuestra tierra, defender nuestros espacios verdes.

Es importante conectarte con la tierra, ¿no?

Yo tengo 3 sobrinas. Cuando vienen a verme, se van de frente a mi terraza. Ahí tengo fresas y acelgas. ¡Me he dado cuenta de que a los niñitos les encanta la agricultura! Yo recuerdo que en mi colegio había un huerto… y no recuerdo casi nada más, excepto cuando metía los dedos en la tierra. Recuerdo el día en que sembré mi primer rabanito. Recuerdo cuando me lo comí. Cuando eres niño comienzas a contruir tu memoria, y esas cosas te marcan.

23926302_302928736858681_1717353831157677070_oEste verano Diego dictará 3 talleres de huertos urbanos en Barranco, para niños y adultos.

Más información al a 964171350 o escribiendo a proyectohuertosurbanos@gmail.com

Pasa la voz y siembra una plantita.

~

En Machucabotones trabajamos para ser una alternativa en educación, enseñando a la gente a expresarse por escrito de una manera única y clara.

Los cursos de Machucabotones están dirigidos a personas de todos los niveles, principiantes y expertos, incluyendo a quienes “no han escrito nunca”. Personas dedicadas a las ciencias y los números son especialmente bienvenidas. Cada clase es una experiencia nueva. Ayudamos a todos nuestros alumnos a encontrar su propia voz. Trabajamos mediante el estímulo y la emoción.

Visita www.machucabotones.com y descubre quién eres.

#EscribeHoy

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.