La Calata Culta Martes, 29 marzo 2016

“Nunca se me pasó por la cabeza rendirme”

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.

El otro día estaba tomándome una cerveza en Piselli con mi amigo Diego Olascoaga y de pronto él me dijo Tú tienes que conocer a mi amigo Nacho, el nadador. ¿Ah, sí? dije yo, como queriendo saber más. Ignacio Sánchez – León ha representado a la selección nacional de natación, ha sido campeón nacional de 50 metros mariposa y 50 metros pecho y head coach de la selección de natación del colegio Markham. Todo el Perú debería conocer a Nacho, decía Diego, mientras alzaba su brazo para que el mozo lo vea. La conversación se hacía más interesante, queríamos otra cerveza. Por qué debo conocer a tu brother, le pregunté. Y Diego me dijo Nacho es récord nacional, Campeón sudamericano Máster, representante de la Selección Nacional en campeonatos internacionales y, sobre todo, buena persona. Entonces yo decía Wau, voy a conversar con el papi de la natación peruana. Te va a caer súper bien, seguía diciendo Diego. Me gusta cuando la gente dice Tienes que conocer a esta persona, así, con esa intensidad. Yo le dije Sí, claro que sí, ¿cómo hacemos? Y un día de la semana pasada me encontré con Ignacio Sánchez-León en el colegio Markham, tenía una hora libre antes de que empezara su clase. Conversamos al lado de la piscina. Las palabras “meta” y “disciplina” fueron las más pronunciadas. Me gustó conversar con un entrenador y nadador importante.

¿Cómo empezaste a nadar?

Nado desde los tres años, vengo de una familia de nadadores. He seguido toda la fase: Desde la patera hasta la selección nacional, de los 3 años a los 24 años. Mi última participación fue en la 10° Copa mundial de la Federación internacional de natación, en Barcelona, en el 2003. Después he estado vinculado a la natación como entrenador y organizador de eventos.

Y cuando empezaste a nadar, ¿qué te motivaba?

Yo quería llegar a un campeonato mundial como nadador. Logré estar en Barcelona en el 2003, compitiendo con nadadores internacionales como Michael Phelps, y conocí otro mundo. Y cada año que seguía participando en torneos internacionales me daba cuenta de que quería estar más cerca de la  piscina.

¿En qué pensabas cuando estabas al lado de Michael Phelps?

Fue muy gracioso porque estaba en la zona de llamado, muy cerca, así como estoy conversando ahora contigo, y veía a Michael. Sabía que yo no era un nadador de las cualidades de Michael Phelps, pero nunca se me pasó por la cabeza rendirme.  Y siempre traté de dar lo máximo para dejar el nombre del Perú en alto.

¿Qué estudiaste?

Yo estudiaba psicología, pero llegó un momento en que le dije a mi papá Oye, ya no puedo seguir con la psicología, me dedicaré a la natación. Mis papás siempre me apoyaron, me dijeron Haz lo que te haga feliz. Y me fui a Argentina.

¿Cómo fue eso?

El plan era ir a Buenos Aires y a Rosario durante dos años. En Argentina me formé como entrenador superior de natación de alto rendimiento.

Y en todo este tiempo, ¿sientes qué has sacrificado algo?

Cuando hay algo que te encanta no lo tomas como un sacrificio, lo tomas como una inversión. Había que solventar gastos como pasajes de avión, matrículas, hotel. Pero eso nunca lo vi como un sacrificio, siempre lo vi como algo necesario para crecer a nivel nacional e internacional.

¿Cómo es la vida universitaria de un nadador?

Aquí, en el Perú, el estudio universitario no te permite practicar natación competitiva, o lo hace muy complicado. Y yo tuve que sacarle más horas al día. Ahí sí considero que hubo un sacrificio.

¿Qué ha aportado a tu vida la natación?

A mí, practicar natación cuando estuve en secundaria me ayudó muchísimo, me dio claridad y orden. Hay muchas personas que creen que el colegio Los Reyes Rojos es muy relajado, y es todo lo contrario. Con Constantino Carvallo entendí lo que era la disciplina.  Y en ese tiempo yo era el único nadador de mi colegio, mi día empezaba a las 5 a.m. Iba a nadar al club Regatas, entrenaba durante dos horas y luego mi padre me dejaba en la escuela.

¿La natación es un deporte caro?

Este verano hemos enseñado natación con la municipalidad de San Miguel y los precios eran muy cómodos, 80 soles por dos meses. No es necesariamente un deporte de élite, eso lo tenemos que sacar de la mente de las personas. A la natación la tenemos que masificar. Se puede trabajar en conjunto con las empresas privadas, buscar auspicios, hablar con municipalidades, con colegios.

¿Con cuántos alumnos trabajas en el Markham?

Con 40 alumnos diarios, desde los 11 hasta los 17 años. La selección está conformada por 60 alumnos de primaria y secundaria.

¿Qué tal trabajar con niños?

En el año 2014 decidí trabajar con niños. Me gusta porque es una etapa importante para la vida de un nadador, por eso me desligué un poquito del grupo de alto rendimiento. Aunque los padres a veces quieren que los niños salgan nadando… y la natación es un proceso: primero es la familiarización con el medio acuático, luego perder el miedo, luego meter la cara en el agua, flotar y después nadar. Pero eso no se logra en un verano.

Los padres se impacientan.

Hace poco estuve en Ayacucho y los papás estaban al borde de la piscina con su cronómetro en la mano. Y había chiquitos que no tenían técnica y se ponían nerviosos. Siempre les digo a los padres Primero vamos a caminar y luego a correr. Los padres de familia tienen que ser el principal apoyo. Los chicos grandes tienen otras motivaciones, como la vida social y las fiestas. A los 15 años los chicos van a muchas fiestas.

¿Es indispensable una vida sana para ser nadador?

Los chicos tienen que entender que la práctica de un deporte competitivo debe ser muy ordenada. Tienen que saber que son deportistas dentro y fuera de la piscina. Y saber comportarse en una fiesta. Eso es el trabajo del entrenador.

Los chicos son distraídos, supongo.

Me parece que hoy los chicos no saben lo que quieren, siempre se están preguntando ¿Qué hago aquí? ¿Por qué estoy aquí? Y hay muchos deportistas que no están comprometidos o no saben qué quieren. Que no tienen la meta clara. Si no tienen las características físicas ideales eso se entrena, pero el compromiso y el deseo de querer algo es innato.

¡Estoy muy de acuerdo!

La natación es uno con el agua y sus pensamientos. Además es un deporte amateur, no vives de la natación.

¿Y no hay nadadores profesionales?

Sí hay, pero son un grupo muy reducido en la natación competitiva. Michael Phelps vive de eso pero, ¿cuántos Michael Phelps hay en el mundo?

¿Y acá en el Perú?

Teníamos un nadador con la posibilidad de vivir de la natación, Mauricio Fiol.  Y ahorita Mauricio está pasando por un momento muy complicado, porque le han dado cuatro años de sanción fuera de la piscina por un tema de dopaje.

¿Y a ti qué te parece eso?

Creo que el grupo que lo representaba no trabajó en equipo. Mauricio es un nadador del Club Regatas Lima.  Es un club grande, al cual yo también pertenezco. Y Mauricio no puede estar solo. Mauricio tiene que ser representado por el presidente del club, por el entrenador, por el fisiólogo, por el masajista, por el nutricionista. Yo creo que Mauricio ahorita se encuentra solo y eso me da mucha pena.

¿Cuál es tu plus como nadador?

No soy un nadador genéticamente dotado: tengo una mamá que mide 1.55 y un padre que mide 1.72. Yo mido 1.72, pero creo que mi plus es que nunca me di por vencido. Mi primera meta era llegar a la selección nacional y lo conseguí. Mi segunda meta fue ser el mejor nadador del Perú, el mejor tiempo en 50 mariposa y 50 pecho. Y cada vez que iba consiguiendo esas metas decía Es posible hacerlo, por más que no mida 2 metros.

¿Eso influye?

Definitivamente sí. Si tú ves un campeonato olímpico, el promedio de estatura es de 1.90 para arriba. Pero hay nadadores que han tenido una vida no tan fácil y han llegado a ser extraordinarios. Ejemplo de eso es Kaio de Almeida, un nadador brasileño que tenía la mitad del cuerpo paralizado y se recuperó por la natación. Y llegó a ser el mejor nadador del mundo en 50 metros mariposa.

¿El agua puede ayudar a las personas?

El contacto con el agua ayuda mucho psicológicamente, te desestresa, produces endorfinas. Sales con una sonrisa inmensa después de un entrenamiento. Por eso, en mi empresa queremos que la natación llegue a todo el Perú. Hemos estado enseñando  en Moyobamba, Tarapoto, Arequipa. Tenemos propuestas para ir a Cusco. Son lugares que no han desarrollado este deporte, y eso es triste. En Vela Sports estamos en eso: capacitar a la gente.

¿La natación es un deporte que puedes practicar toda la vida?

Uno de los pocos. Yo he tenido la oportunidad de dar clases de natación a niños desde los 3 años, y el nadador que entreno ahora es el “conejo” Villarán, que es un nadador olímpico de Tokio. Tiene 85 años y una meta, que es ser el mejor nadador de Sudamérica. Comparto tiempo tres veces por semana con él, que es una persona súper responsable, metodológica, que cumple las rutinas de entrenamiento. Eso me inspira.

¿Qué le recomendarías a un nadador?

Que tenga paciencia. Nuevamente volvemos al tiempo, porque obtener resultados no es inmediato.

¿En qué piensas cuando te despiertas?

En ser feliz. Es una meta que inclusive la tengo escrita en la pared de mi cuarto. Creo que la felicidad no cae del cielo, y uno tiene que ser consciente del deseo de ser feliz.

 ☼ ☼ ☼

En la actualidad, Ignacio es gerente general de Vela Sports SAC y director técnico de la escuela de natación Aqualab. Puede visitarse su empresa en www.velasports.pe

 ☼ ☼ ☼

¿Escribes pero no sabes aún cuál es tu estilo? ¿Deseas perfeccionarte en escritura?

“EL LABORATORIO”, CLÍNICA DE ESCRITURA

Profesor: César Bedón y Leslie Guevara
Inicio de clases: 9 de Abril
Horario: 4 sesiones, sábado, 10:00 a. m. – 1:00 p.m.
Inversión: S/. 250
********************************
Formas de pago:
-Efectivo.
-Depósito en cuenta.
********************************
Lugar:
Calle, Buen Retiro 158, Surco
Teléfono:
436-60-03
********************************

Correo electrónico:
machucabotones@gmail.com
WEB http://www.machucabotones.com

“El laboratorio” es un taller continuo, el espacio es para perfeccionarse en la escritura como manera de transmitir emociones, crear imágenes, revelar verdades, ahondar en aquello que está dentro de uno. Como dijo la escritora Maya Angelou, “no hay mayor agonía que la de tener una historia sin contar dentro de ti”.

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.