La Calata Culta Domingo, 5 noviembre 2017

Doctor Ego: “Muchas pacientes se sienten más a gusto conmigo porque no las juzgo”

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.

El otro vi un video en YouTube donde salía un doctor joven, sonriendo y hablando de quistes en los ovarios, de condilomas y de la incontinencia urinaria. Se le veía feliz, y yo pensé ¿Este quién será? ¿Por qué no pone cara de preocupado? Está hablando de un tema serio. Y luego entendí que estaba bien que ese doctor hablara así, con esa desfachatez. Entonces lo googleé: en los resultados me salió “Carlos Calderón, alias Dr. Ego”. Muy emocionada le escribí un mensaje. A las pocas horas él me respondió y me dijo Estoy para eliminar tus dudas, no para asustarte. Su respuesta me dio curiosidad. No sé si por la amabilidad o por el emoticón de una carita feliz que usó. El otro día fui a su consultorio en San Borja y conversamos un rato.

¿Desde cuándo tienes este consultorio?

Recién. He abierto hace 6 meses. Y compré equipos y ahora tengo que trabajar más, ja, ja, ja. Por ejemplo traje esta camilla de Alemania.

Está linda.

Creo que es una de la primeras en llegar al Perú.

¿Qué diferencia tiene con las habituales?

Me di cuenta de que las pacientes sienten un poco de incomodidad cuando el ginecólogo les dice Sube la pierna, ahora bájala, ponla acá. La diferencia es que la paciente con esta camilla no tiene que doblar las rodillas, porque la piernera está en el suelo. La paciente solo se sienta, pone los pies aquí (en el piso) y sus pies se elevan porque yo presiono un botón.

En tu experiencia, ¿las mujeres prefieren ser atendidas por un ginecólogo o por una ginecóloga?

Es relativo. Yo he tratado de romper con algunos mitos. Por ejemplo: los ginecólogos tienen que ser maduros y con mucha experiencia.

¿De qué manera tratas de romper el mito?

Trato de darles confianza, que sientan que yo no les estoy mintiendo. Y voy de la mano con la tecnología. No busco sacarles dinero, que es lo que suele ocurrir, lamentablemente.

¿A qué te refieres?

Existen lugares donde se hacen procedimientos innecesarios. El sistema hace que el médico tenga que sacar muchos procedimientos para ganar lo que considera justo. Por decirte un número, una consulta cuesta unos 5 soles, y de esos 5 soles el médico gana 3 soles. Y gana un adicional por los procedimientos. No todos los médicos son así, claro, tengo colegas que son muy buenos.

Siempre lo sospeché…

Y luego las pacientes llegan con supuestas heridas, que no existen, y me dicen El doctor ha dicho que me tengo que hacer una biopsia, que me tengo que hacer una cirugía. Cosas así.

Muchas mujeres no saben cómo funciona su sexualidad.

Yo soy hombre, no sé muchas cosas que puedan sentir pero las he estudiado, las he investigado. He tenido la experiencia suficiente como para llegar a un entendimiento de los síntomas que las puedan aquejar. Y de repente en ese punto una mujer puede entender más a otra mujer, no sé. Y al mismo tiempo, muchas pacientes también se sienten más a gusto conmigo, porque no las juzgo.

¿A qué te refieres con eso de juzgar?

A veces me dicen Pucha doctor, le dije a mi ginecóloga que tengo 3 parejas y prácticamente me trató como una promiscua.

¿Te llega afectar si sientes un mal olor en la vagina?

No, ya lo vivo todos los días. De repente en mi cabeza puedo decir Asu, ja, ja, ja. Nunca he sentido asco. Entiendo que hay pacientes que tienen una higiene diferente a la mía. Siempre les aconsejo, mi deber es ese. Creo que me choca más atender a pacientes que tienen muchos hijos y no utilizan un método anticonceptivo.

¿Qué tipo de consultas atiendes?

Vienen de todo, pero lo más común es por infecciones vaginales o por ovarios poliquísticos. Muchas pacientes vienen mal diagnosticadas y necesitan un enfoque más personalizado.

¿Qué es lo más común que te dice una chica con ovarios poliquísticos?

A la mayoría de mis pacientes les dicen Tienes quistes en los ovarios, y les recetan pastillas. El síndrome de ovario poliquístico engloba varias cosas. No solo se trata de recomendar pastillas.

¿Es una condición?

Se conoce como “síndrome”. Es un conjunto de síntomas que incluyen: quistes, irregularidades menstruales, aumento de acné o vello facial. A la larga se explica por un desorden hormonal, que puede asociarse con el sobrepeso o una mala alimentación.

Y a veces no desaparece.

Es como la diabetes o la presión alta, se controla.

¿Y logras ver a pacientes que ya no tienen ovario poliquístico?

Una de las partes más importantes para tratar el ovario poliquístico es mejorar la alimentación y la actividad física. Por eso suelo pesar a mis pacientes en la primera consulta y en los controles, para ver si están siguiendo las recomendaciones o si el tratamiento no les está ayudando.

¿Es una tendencia tener ovario poliquístico en el Perú?

Nuestra incidencia es igual que en todo el mundo, pero creo que realizamos un excesivo diagnóstico en nuestro país.

¿Es común la irregularidad menstrual en nuestro país?

La irregularidad tiene muchas causas. Puede deberse a problemas hormonales de la tiroides, a la irregularidad en la prolactina, al estrés, a la mala alimentación. Y en jóvenes, al uso de la famosa pastilla del día siguiente, que algunas pacientes toman como caramelos.

¿Las chicas siguen tomando la pastilla del día siguiente?

Sí. Aún hay mucha gente que piensa que es un anticonceptivo de uso diario. Generalmente las chicas vienen por atrasos y me dicen Doctor, no me viene la regla y yo les pregunto ¿Has tomado la pastilla del día siguiente? Ya pues, esa es la causa.

¿Qué método anticonceptivo recomiendas?

Depende, pues. No hay método indicado para todas las personas. Lo que más usan mis pacientes son las pastillas diarias. Y a las pacientes que quieren algo más prolongado les recomiendo el dispositivo hormonal.

¿La T?

Tiene forma de una T pero su efecto es distinto. Se basa en la liberación en el útero de una hormona, en concentraciones menores que una pastilla diaria.

¿Cuánto tiempo dura?

Hasta 5 años.

¿No se escapa nada?

Es el más efectivo dentro de los métodos hormonales, casi perfecto.

Recuerdo que en la universidad una profesora nos hablaba del papiloma humano…

En Latinoamérica se dice que aproximadamente el 60% de las personas tienen alguna cepa de papilomavirus. Inclusive tú o yo posiblemente lo tengamos. Pero no todos producen cáncer. Es un virus que sigue avanzando y es difícil de prevenir.

¿Y cómo lo evitas?

Ni el preservativo te protege al 100%.

Eso decía esa profesora, Simplemente no tengan sexo.

Ja, ja, ja, es cierto eso. Es una enfermedad que se contagia fácilmente. Lo que se previene con los despistajes es el daño (cáncer). Por suerte, ahora existen vacunas.

¿Quién las coloca?

El Minsa está colocando la vacuna que protege contra dos cepas, las que se asocian más a cáncer de cuello uterino.

¿Y mucha gente sufre de este virus?

Hay dos cosas. Una cosa es estar infectado y la otra es desarrollar la enfermedad. Si tú o yo hemos tenido relaciones con más de dos personas, podemos tener el virus. Pero sin lesión no hay enfermedad.

¿Has revisado a chicas con verrugas en la vagina?

Sí, claro.

¿Y qué sucede con esas verrugas?

Se cortan, se queman. Se les da tratamiento como a cualquier verruga.

¿Y vuelven a salir?

Sí.

¿Por qué te especializaste en ginecología?

Es una especialidad muy amplia. Te puedes dedicar a fertilidad, medicina fetal, piso pélvico o prolapsos. Y también a la cirugía laparoscópica o con cortes mínimos. Nuestro país no está tan desarrollado en la rama de la ginecología, por eso me gusta capacitarme en el extranjero.

¿Qué es lo que te gusta cuando estás realizando una cirugía laparoscópica?

Me gusta porque me siento como dentro de un videojuego. Utilizas unas pinzas, y haces todo por unos agujeritos en la piel.

¿Y atiendes a familiares?

No he tenido la oportunidad de ver a familiares. Pero sí a familiares de amigos, tías lejanas.

¿No sientes ninguna clase de pudor?

Yo creo que el ginecólogo ve a la paciente como un maniquí durante el examen.

¿No sientes deseo?

Al comienzo era raro. Ahora ya no.

Tú tienes una página de Facebook, “Doctor Ego”. ¿Cuál es tu objetivo?

Llegar a esas pacientes que no tienen en quién confiar. Mi objetivo es que cuando la paciente no sepa qué hacer (y lo que generalmente hace es entrar a internet) pueda encontrar a alguien de confianza que le diga Hey, ojo, eso no es tan grave. Y las guías médicas, conforme va avanzando el tiempo, se orientan más hacia el conocimiento de la paciente. Si tenemos una paciente bien informada, va a disminuir la cantidad de riesgo.

¿Por qué Doctor Ego?

Porque significa “Especialista en Ginecología y Obstetricia”. Y el ego está asociado a la gente joven. Ya no se quedan callados. Y también quería dar a entender que los médicos no son perfectos, ni dioses. El ego no siempre tiene que ser malo.

No es muy común encontrar a un youtuber ginecológico.

Si no me equivoco yo fui el primero, al menos en Perú. Espero no quitarle el crédito a nadie.

¿Cuándo creaste la página?

En enero. Ya lo tenía pensado desde hacía dos años pero no tenía tiempo. No tenía dinero. Los 3 primeros videos los hice 8 meses antes de lanzar la página.

Tus videos son chéveres porque explicas los conceptos rapidito.

Lo creí necesario. No es que no queramos explicarles a las pacientes, pero en los hospitales no hay tiempo. A través de los videos les puedo informar.

¿Qué les dirías a las mujeres para que vayan a una cita con el ginecólogo?

Yo les recomendaría que vayan con una persona que les dé confianza y que sepan que no las va a juzgar, no las va a engañar. Todos cometemos errores, y a veces un error en la parte genital puede durar toda la vida. ¿Y por qué vamos a juzgar? Yo estoy para ayudar, si así lo quieren.

 

~~~

Aprende a escribir con nosotros.

Descubre quién eres.

Conoce el método Machucabotones y aprende a ser claro y expresivo —único— para siempre.

Más de 600 alumnos en los 3 últimos años han comenzado a escribir con nuestro método.

Visita www.machucabotones.com y deja de perder el tiempo.

#EscribeHoy

La Calata Culta

Leslie Guevara es escritora y periodista. Ha sido columnista de la revista Velaverde. Relatos suyos han sido publicados en España y México. Es una de las autoras del libro "Sexo al cubo. Veintisiete relatos escritos por mujeres en el Perú" (Editorial Altazor). Es gerente de proyectos de Machucabotones y su perra se llama Allujo.